ALTERACIONES OCULARES POR USO PROLONGADO DE DISPOSITIVOS ELECTRÓNICOS

Pss. Alan Aldair Rojas Mares, Pss. Yadira Janette Santiago Sánchez, Lic. O. Pedro Navarro Luna, Lic. O. Ana Jeissy Blanquel García, Esp. Oscar Antonio Ramos Montes

Durante esta pandemia el tiempo que pasamos frente a las pantallas de las computadoras y los dispositivos móviles se ha incrementado, poniendo en riesgo nuestra salud visual. El mirar constantemente una pantalla, tanto de un dispositivo móvil como de una computadora, en la actualidad se ha convertido en una actividad esencial, como parte de nuestras responsabilidades escolares o de trabajo. ¿Te has preguntado qué consecuencias de salud puede ocasionar estar tanto tiempo frente a un monitor o pantalla?

Los datos nos dicen que las personas menores de 30 años de edad pueden pasar hasta 10 horas al día (o más) mirando una pantalla. En cuanto a los niños y adolescentes se ha incrementado el uso de dispositivos electrónicos a más de 14 horas diarias.

Estar tanto tiempo frente a una pantalla es el principal factor para provocar una disminución considerable en el número de parpadeos; de 3 a 4 veces por minuto, un número muy bajo comparado con el parpadeo normal por minuto, el cual es de 20. Produciendo distintas alteraciones oculares que ponen en riesgo nuestra salud visual, tales como fatiga visual, el ojo seco, entre otras condiciones.

La lágrima es un componente fundamental de la estructura ocular, conformada principalmente por agua, pero también contienen proteínas, lípidos, y otros componentes químicos, cuya función es la protección de la superficie.

La película lagrimal mantiene la humectación de nuestros ojos, elimina de ellos los residuos y cuerpos extraños para protegerlos de distintas infecciones.

CONSECUENCIAS

Entre las principales consecuencias del uso excesivo de los dispositivos móviles se encuentra la fatiga visual. La exposición durante varias horas frente a una pantalla sin parpadear, tiende a que nuestros ojos presenten un difícil enfoque de la visión en distintas distancias, esto a causa de una tensión en los músculos oculares.

La fatiga visual desencadena una serie de síntomas entre los que se encuentran el lagrimeo, ojos rojos, visión borrosa, dolor de cabeza.

Un estudio elaborado por el NIOSH (Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional) en el año 2018 informó, que el uso prolongado de dispositivos electrónicos en niños tiene relación directa a alteraciones en su desarrollo provocando una mala postura en el cuerpo de los niños, aumento en el riesgo de padecer miopía, fatiga visual. En lo que respecta a la salud visual, estiman que para años posteriores al 2020 más del 30% de los niños y adolescentes presentarán miopía como consecuencia del excesivo uso de las tecnologías.

Otra de las alteraciones producidas por el exceso de dispositivos es el ojo seco es una enfermedad que altera la película lagrimal de nuestros ojos, desarrollando una serie de problemas en nuestra visión, como el enrojecimiento, visión borrosa, inflamación, sensación de resequedad. El ojo seco es una enfermedad que a nivel mundial afecta al 70% de la población. Siendo los jóvenes la población más afectada. Se dice que más del 60% de los jóvenes padecen síndrome de ojo seco, entre las posibles causas se encuentra el uso prolongado de dispositivos móviles.

Estudios informan que la mayor parte de la población afectada representa a mujeres, esto se debe a que hay evidencia que respaldan el papel de las hormonas sexuales como los estrógenos, en la etiología del ojo seco.

Los síntomas causados por la irritación del ojo seco pueden ser debilitantes y causar efectos psicológicos y físicos que tienen un impacto sobre la calidad de vida de las personas.

El Programa de Atención Comunitaria de la Carrera de Optometría de la FES Iztacala (PACCO-FESI) en un trabajo en conjunto con la DGOAE, preocupados por la salud visual de los estudiantes durante el periodo 2016-2020 han estado presentes en 6 planteles pertenecientes a la UNAM con un total de 1311 pacientes, los cuales rondan una edad de 14 a 30 años esto en los planteles media superior, pero de igual manera se han atendido a población abierta y se han atendido a pacientes mayores de 30 años. El 61.78% (N=810) de la población atendida pertenece al sexo femenino y 38.21% (N=501) corresponde al sexo masculino. De estas 1311 personas evaluadas, el 61.69% (N=211) del sexo femenino tiene diagnostico Ojo Seco, y el 38.30% (N=131) del sexo masculino tiene diagnóstico de Ojo Seco.

En la Carrera de Optometría de la FES Iztacala de la UNAM, se realiza una serie de técnicas diagnósticas para determinar si alguna persona presenta síndrome de ojo seco. Las técnicas tienen como objetivo realizar una valoración completa de la película lagrimal. Entre las pruebas que se realizan en la Clínica de optometría de la FES Iztacala se encuentran el Test de Ferning, Schirmer y la búsqueda de Demodex en pestañas. Esto para una detección oportuna y poder dar un tratamiento para prevenir una posible progresión de esta condición.

El ojo seco es una enfermedad que limita y degrada el rendimiento en las actividades cotidianas relacionadas con la visión como por ejemplo el manejar un automóvil, utilizar un computador, leer un libro. La necesidad de usar frecuentemente algún fármaco para los ojos puede afectar las interacciones sociales y de trabajo. El costo del tratamiento y la falta de una cura para el ojo seco incrementan el impacto de este importante problema de salud pública.

Por otro lado, respecto a las personas adultas la larga exposición frente a una pantalla, puede adelantar la aparición de la presbicia (vista cansada), normalmente es una alteración que logra manifestarse a los 45 años, la realidad es que en la actualidad cada vez hay más personas menores a esta edad mencionada, con esta condición.

RECOMENDACIONES

Preocupados por la salud visual de la comunidad estudiantil, PACCO FESI y DGOAE recomiendan:

  1. Colocar los aparatos electrónicos a más de 40 centímetros de distancia a nuestros ojos, tomar descansos de 20 minutos por cada hora de trabajo en el dispositivo móvil, observando hacia un punto lejano.

Esto favorece la mejora de la distribución lagrimal.

Recuerda parpadear con frecuencia al estar por varias horas frente a una pantalla. Esto evitará que se reseque la superficie del ojo. Tal vez te ayude pegar una nota en la pantalla de su computadora para recordarle que ¡debes parpadear con frecuencia!, así tus ojos se mantendrán humectados y podrás continuar con tu trabajo o clases en línea sin ninguna molestia, ni limitación.

  1. Mantener siempre una buena iluminación en el lugar donde estés trabajando, recuerda que la luz no debe reflejarse sobre la pantalla, ya que se realizará un efecto como si tuvieras un espejo, y esto podría dañar tu vista.
  2. Colocar el filtro de “descanso visual” integrado en los ajustes de tu dispositivo. El modo de descanso visual en los dispositivos está diseñado para filtrar la luz azul de los dispositivos. Se sabe que las pantallas de computadoras y dispositivos móviles emiten una luz conocida como Luz Azul y la cual puede causar irritación y daño en la retina ante una exposición prolongada o provocar una fatiga ocular. Se recomienda activarlo si necesitas leer documentos o navegar por páginas web durante periodos de tiempo prolongados. Al activarlo se disminuye la temperatura de los colores de la pantalla. De igual manera se recomienda mantener un brillo de pantalla bajo.

La Carrera de Optometría y la DGOAE te invitan a que; si tus molestias persisten después de ajustar tu espacio de trabajo, es necesario acudir a un optometrista o especialista en la salud visual para la revisión de tus ojos.

El optometrista te ofrecerá alguna alternativa de tratamiento de acuerdo a la alteración en tus ojos, entre ellos el uso de lentes con algún filtro para la protección a la luz de pantalla o dispositivos, si es el caso o prescribirá algún fármaco para controlar los síntomas que presentes, el licenciado cuenta con los estudios necesarios para prescribir el fármaco de acuerdo a las necesidades específicas de cada persona. Ten presente que no cualquier fármaco que encuentres en farmacias te ayudarán a eliminar el problema, incluso la aplicación de fármaco sin prescripción de un profesional puede derivar a una reacción adversa al medicamento y en lugar de mejorar, puede agravar el problema.

Evadir una visita con el especialista cuando se presenta una dolencia o enfermedad y recurrir a la automedicación puede sonar a ahorro de dinero, pero este mal hábito puede tener consecuencias muy severas con el transcurso del tiempo. Recuerda que primero está tu salud; quizás el auto medicarte te haga “sentir mejor” por un tiempo, pero trae consigo consecuencias que pueden resultar graves.

BIBLIOGRAFÍA

  • Smith, J. A., Albeitz, J., Begley, C., Caffery, B., Nichols, K., & Schaumberg, D. (2007). Epidemiología de la enfermedad de ojo seco: Informe del Subcomité de definición y clasificación del Taller internacional sobre ojo seco (2007)[Internet]. The Ocular Surface, 5(2), 76-91.
  • Vimont Celia. (2020). Eye Strain: How to prevent tired eyes. April 03, 2020, de American Academy of Ophtalmology. Sitio web: https://www.aao.org/salud-ocular/enfermedades/que-es-fatiga-ocular
  • National Eye Institute National Institutes of Health, (2020). Miopia. Vision Place Bethesda, MD 20892–3655 (301)496–5248
  • Media and Young Minds. (2020). American Academy of Pediatrics. April 18, 2020. Sitio web: https://pediatrics.aappublications.org/content/138/5/e20162591
More from Sandra Rocha Irizarri
Especialistas proponen la atención integral de la salud ante la sindemia
La Sindemia de las Enfermedades Crónico Degenerativas fue el tema con el...
Read More
0 replies on “ALTERACIONES OCULARES POR USO PROLONGADO DE DISPOSITIVOS ELECTRÓNICOS”